lll

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

domingo, enero 31, 2010

jueves, enero 28, 2010

Greg Kedrovsky - Sumisión

Recién hablaba con un nuevo amigo acerca de cómo sabía él que era salvo. Algunas dudas sinceras que una persona puede tener pueden ser:
  • Temo por mi eternidad, pero no siento que sea salvo.
  • Me duele mi pecado, pero ¿será suficiente?
  • Al ser salvo, ¿voy a cambiar inmediatamente? ¿Porqué aún quiero pecar?
  • ¿Cómo debería vivir un verdadero cristiano?

En este mensaje, el pastor Greg quiso hacerlo sencillo para que no haya dudas de lo que Dios busca en el hombre:

Sabemos que las cosas sencillas funcionan. Cuando algo se complica, tiene la tendencia de fallar. Entonces, creo que es muy saludable reducir lo que estamos haciendo [...] a lo más sencillo que podamos—a una sola palabra. Todo este estudio se trata de la sumisión.

Entienda lo que es la sumisión… La sumisión no es la “obediencia”. La obediencia es el resultado (el fruto) de la sumisión. Uno puede obedecerle a Dios sin someterse a Él. Dios no quiere sólo la obediencia… ¡Quiere nuestra sumisión! Quiere una decisión voluntaria de parte de nosotros de hacer lo que Él quiere.


Visita esta página o descarga directamente el audio del sermón. Espero que aclare muchas dudas y ayude a muchos a tener paz con Dios.

Para descargar el mensaje completo en mp3 dele click derecho al link descargar y seleccione Guardar enlase como y guardelo en su lugar de preferencia

Mata a tu Gigante

1era de Samuel Cap 17
Hay areas en nustras vidas donde satanas reina, porque no las hemos rendido a Jesucristo y seguimos peleando en nuestras fuerzas; es dificil admitirlo, pero estos gigantes, nos llevaran al fracaso.

Tu Goliat, personal y privado es aquel que te abofetea, es aquel que te humilla, es aquel que te hace morder el polvo. Esa(s) area(s) de tu vida que no puedes vencer (inmoralidad, deudas, pereza, inmadurez, malas palabras, resentimientos, temores, etc) te llevarán constantemente al fracaso; tienes que dejar de luchar en tus fuerzas y pedirle a Dios que entregue al enemigo en tu mano.

Te presenteo a tu Goliat, "En el ejército filisteo había un hombre llamado Goliat, que era de Gat y medía casi tres metros de altura. Llevaba puesto un casco, y también una armadura de bronce que pesaba como cincuenta y siete kilos. Sus piernas estaban protegidas con placas de bronce, y en los hombros llevaba una jabalina. La base de su lanza era enorme, y su punta era de hierro y pesaba como siete kilos" 1 Samuel 17:4

esa pequeña area que no puedes vencer no es pequeña, es una gran area que te va a costar tu santidad, te va a costar tu uncion, esa pequeña area no te deja tener intimidad con Dios, es grande y es desafiante, tal como Goliat.

"Goliat se paró frente al ejército israelita y gritó desafiante: «Yo soy filisteo, y ustedes están al servicio de Saúl. No hace falta que todos ustedes salgan a pelear. Elijan a uno de ustedes, y mándenlo a pelear conmigo. Si es buen guerrero y me mata, nosotros seremos esclavos de ustedes. Pero si yo lo mato, ustedes serán nuestros esclavos." v8-9
Este gigante te desafia dia y noche; y tu eres su esclavo porque el te ha vencido en incontables ocaciones.

Tu tienes que dejar de actuar como Saúl, no tienes que tener temor de este gigante, no tienes que temblar antes su voz. ya basta de siempre estar debajo de este gigante, ya basta de tanta humillación! tienes que tener el valor, Dios esta a tu lado, ya no te dejes intimidar por ese gigante pidele a Dios, asi como lo hizo david, y Dios entregará al gigante en tus manos.

David no tuvo miedo de este gigante, el sabía en quien confiaba.
"David respondió a Saúl: Tu siervo era pastor de las ovejas de su padre; y cuando venía un león, o un oso, y tomaba algún cordero de la manada, salía yo tras él, y lo hería, y lo libraba de su boca; y si se levantaba contra mí, yo le echaba mano de la quijada, y lo hería y lo mataba. Fuese león, fuese oso, tu siervo lo mataba; y este filisteo incircunciso será como uno de ellos, porque ha provocado al ejército del Dios viviente." v34-36

David no temió al gigante sino que batallo con el y le venció; asi tu tambien debes pelear la buena batalla y no desmayar, porque ha puesto en tus manos a ese gigante y es hora de que te levantes y le cortez la cabeza a la pornografia, a la masturbacion, a la deuda, a la pereza, a la altivez de espiritu, es hora de que perdones, es hora!!

"Entonces dijo David al filisteo: Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has provocado. Jehová te entregará hoy en mi mano, y yo te venceré, y te cortaré la cabeza, y daré hoy los cuerpos de los filisteos a las aves del cielo y a las bestias de la tierra; y toda la tierra sabrá que hay Dios en Israel" v45-46

Humillate delante de Dios y el saldra delante de ti y pondra al enemigo bajo tus pies, él ya te lo entrego, ten valor y persevera, y recuerda, no debes temer, se Valiente!

"Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio." 2 Timoteo 1:7

miércoles, enero 27, 2010

Armando Alducin - ¿Quién es Jesucristo?


excelente predicacion de Armando Alducin dando a conocer acerca de ¿quien es Jesucristo? aquella persona que cargo con todo el pecado del mundo y que por su sangre podemos tener libertad no dejes de escuchar esta serie de predicaciones que a la luz de la palabra conoceras mas acerca de la persona de Jesus nuestro Señor, espero que sea de mucha edificacion para su Vida, Dios les bendiga.

Descargar:

01.- CRISTO - Cristo es el camino, la verdad y la vida ( Armando Alducin ).mp3
02.- CRISTO - Cristo a traves de la Biblia ( Armando Alducin ).mp3
03.- CRISTO - Cristo , Dios o Guru ( Armando Alducin ).mp3
04.- CRISTO - Cristo El Alfa y Omega ( Armando Alducin ).mp3
05.- CRISTO - Cristo El centro del Universo ( Armando Alducin ).mp3
06.- CRISTO - Cristo El regalo de Dios ( Armando Alducin ).mp3
07.- CRISTO - Cristo es el centro de la adoracion ( Armando Alducin ).mp3
08.- CRISTO - Cristo Nuestra Redencion ( Armando Alducin ).mp3
09.- CRISTO - Cristo nuestro abogado ( Armando Alducin ).mp3
10.- CRISTO - Cristo poder de Dios ( Armando Alducin ).mp3
11.- CRISTO - Cristo Rey de reyes y Señor de señores ( Armando Alducin ).mp3
12.- CRISTO - Cristo y la felicidad ( Armando Alducin ).mp3
13.- CRISTO - Cristo y los religiosos ( Armando Alducin ).mp3
14.- CRISTO - Jesús de Nazareth ( Armando Alducin ).mp3
15.- CRISTO - Jesucristo el Hijo de Dios ( Armando Alducin ).mp3
16.- CRISTO - Jesucristo es el Señor ( Armando Alducin ).mp3
17.- CRISTO - Jesucristo es mi Pastor ( Armando Alducin ).mp3
18.- CRISTO - Jesucristo el Creador la cruz y la vida ( Armando Alducin ).mp3
19.- CRISTO - Jesús es Señor ( Armando Alducin ).mp3
20.- CRISTO - Jesús El pan de vida ( Armando Alducin ).mp3
21.- CRISTO - La vida de Jesucristo ( Armando Alducin ).mp3
22.- CRISTO - La Deidad de Jesucristo ( Armando Alducin ).mp3
23.- CRISTO - La gloria de Jesucristo ( Armando Alducin ).mp3
24.- CRISTO - La grandeza de Jesucristo ( Armando Alducin ).mp3
25.- CRISTO - La Misión de Cristo ( Armando Alducin ).mp3
26.- CRISTO - La sangre de Jesucristo ( Armando Alducin ).mp3
27.- CRISTO - La verdadera identidad de Cristo ( Armando Alducin ).mp3
28.- CRISTO - La victoria de Cristo ( Armando Alducin ).mp3
29.- CRISTO - Cristo y la Navidad ( Armando Alducin ).mp3
30.- CRISTO - Cristo viene - Estás preparado ( Armando Alducin ).mp3
31.- CRISTO - Por qué regresará Cristo ( Armando Alducin ).mp3

encuentra mas predicas aqui: http://www.predicame.es.tl/

martes, enero 26, 2010

¿Tu Arrepentimiento es Verdadero?

Arrepentimiento – ¿falso o verdadero?

“Arrepiéntanse, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.” (Pedro en Pentecostés, Hechos 2:38)


“¡Generación de víboras! ¿Quién les enseñó que puedan huir de la ira venidera? Hagan pues frutos dignos de arrepentimiento, y no piensen decir dentro de ustedes mismos: ‘A Abraham tenemos por padre’; porque yo les digo que Dios puede levantar hijos a Abraham aun de estas piedras. Y ya también el hacha está puesta a la raíz de los árboles; por tanto, todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado en el fuego.” (Juan el Bautista, Mateo 3:7-10)


El arrepentimiento es indispensable para nacer de nuevo y ser cristiano. Sin arrepentimiento no hay perdón de los pecados, y no hay salvación. ¡Cuán importante es entonces entender qué es el arrepentimiento! – Desafortunadamente, las iglesias de hoy han diluido tanto el significado de esta palabra, que casi cualquier pecador puede decir que se ha “arrepentido”, y los hermanos en las iglesias se lo creen.


¿Qué NO es el arrepentimiento?


Deseo primero enumerar algunas acciones que en las iglesias pasan por arrepentimiento, pero NO lo son.

- Repetir una “oración de entrega” y decir: “Señor, perdóname todos mis pecados.”

Las personas que hacen esto, normalmente lo hacen porque algún líder de la iglesia les dijo que lo hagan. Entonces, este “arrepentimiento” no nació dentro de ellos mismos. Pregunta a cualquiera de estas personas: “¿Qué pecados en particular deseas que el Señor te perdone?” – Normalmente no sabrán nombrar ni uno solo; en realidad no están conscientes de sus pecados. Y aun si saben decir por ejemplo que han mentido o que han robado, no lo toman tan en serío: mañana serán capaces de volver a cometer el mismo pecado. Esto no es arrepentimiento.

- Lo mismo, pero clamando a alta voz y echando lágrimas.

Algunos buenos hermanos creen que las lágrimas son una señal de un arrepentimiento verdadero. (Que lo sustenten con un pasaje Bíblico, si pueden.) ¡Están equivocados! Muchas personas echan lágrimas solo por un “efecto de imitación”: han visto que otros lloran, entonces piensan que ellos tienen que hacerlo también. – Personalmente tuve varios encuentros con personas que habían cometido un pecado, y se acercaron llorando, pidiendo perdón y asegurando: “Le voy a decir toda la verdad”; pero resultó que las cosas que dijeron así con lágrimas, eran todas mentiras.

- Ir adelante en la iglesia, arrodillarse y decir una oración de entrega.

Como los anteriores, esto es solo un ritual exterior. Pero el arrepentimiento verdadero no es asunto de lo que hacemos por fuera; es un asunto del corazón y de un cambio en la vida.

- Confesar los pecados que cometiste, y pedir perdón por ellos.

Ahora ya llegamos un paso más cerca. Esta persona por lo menos reconoce abiertamente lo que hizo, y reconoce que estaba mal. Pero ¿es esto ya el arrepentimiento? – Un asesino ante el juez hará lo mismo, si las pruebas en su contra tienen suficiente peso. Pero lo hará solamente porque sabe que si confiesa, su sentencia será menos severa. No lo hace por estar realmente arrepentido, sino para escapar de un apuro. – De la misma manera, algunos pecadores confiesan sus pecados cuando son descubiertos, porque saben que así quizás pueden evitar una disciplina o algún otro problema. Si este es el motivo, entonces ¡no es arrepentimiento!

- Estar triste porque se descubrió un pecado tuyo.

La tristeza realmente es una parte del verdadero arrepentimiento. Pero ¿es suficiente? – Tenemos que preguntar por qué estás triste. ¿Estás triste porque sientes vergüenza, porque quedaste descubierto como pecador, o porque tu conciencia te acusa? Claro que todo esto te hace sentir mal – pero todavía no es arrepentimiento. Hazte esta pregunta: ¿Sentirías la misma tristeza si nadie supiera de tu pecado?

El asunto verdadero es que tu pecado ofende a Dios. Es por causa de Dios que debes arrepentirte; no por causa de tus hermanos, ni por causa de tu propia vergüenza que sientes. – Incluso podrías decidir no volver a cometer el pecado; pero si es solamente para ya no sentirte mal, todavía no es arrepentimiento verdadero. Mientras no has comprendido cuánto has ofendido a Dios con tu pecado, y cuán importante es Su honra, entonces todavía no te has arrepentido de verdad.


¿Qué es entonces el arrepentimiento?


En el idioma griego del Nuevo Testamento existen dos palabras que son traducidas con “arrepentirse”, y cada una de estas palabras nos enseña algo sobre su significado verdadero:


“epistrefo” = “volver, dar media vuelta”.


Aquí podemos imaginarnos una persona que está caminando hacia un abismo. Está avanzando en el camino del mal, y va rumbo a la perdición. La persona que dice “Señor, perdóname todos mis pecados”, es como alguien que camina en este camino malo, de vez en cuando dice “Señor, perdóname”, pero sigue caminando hacia el abismo. La persona que reconoce y confiesa sus pecados, pero no hace nada más, es como alguien que se detiene en el camino malo, pero se queda parado allí (y después de algún tiempo, quizás sigue caminando hacia el abismo).

El verdadero arrepentimiento significa caminar en la dirección opuesta. La Palabra de Dios dice: “El que encubre sus pecados no prosperará; pero el que los confiesa y se aparta, alcanzará misericordia.” (Prov. 28:13) No es suficiente confesar el pecado; es necesario apartarse se él, o sea, ya no cometerlo.

Algo muy importante en este contexto es la restitución. Mira cómo expresó Zaqueo su arrepentimiento: “La mitad de mis bienes doy a los pobres; y si en algo he estafado a alguien, se lo devuelvo cuatro veces más.” (Luc.19:8) Si un ladrón está realmente arrepentido, va a devolver lo que robó (y esto voluntariamente, sin que alguna ley o autoridad le obligue a hacerlo). Si un mentiroso está arrepentido, rectificará sus mentiras y hablará verdad.


“metanoeo” = “cambiar la mente”.


El pecador arrepentido cambiará no solo su manera de actuar, sino también su manera de pensar. En vez de amar el pecado, ahora lo va a odiar. Peleará la batalla contra la tentación, no solo cuando ya está cometiendo un pecado, sino cuando tan solamente está pensando en un pecado. “…llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo” (2 Cor.10:5). Ya en su mente, renuncia completamente al pecado y así se separa de él.

También tiene que cambiar el motivo por hacer lo bueno. Muchas personas intentan hacer lo bueno y evitar el pecado; pero lo hacen por motivos que no agradan a Dios. Lo hacen para parecer “buenos” ante los demás. Lo hacen porque sus padres, sus líderes de iglesia, o alguna otra persona les va a reprochar si pecan. Lo hacen porque las consecuencias del pecado son desagradables, y no quieren sufrir. – El pecador arrepentido piensa de manera diferente. Empieza a amar a Dios, y por amor a Dios se decide renunciar al pecado.

Imagínate a dos ladrones que acaban de salir de la cárcel. El primero se dice: “Ya no voy a robar, porque no quiero volver a la cárcel, y la policía está vigilando por todos lados.” Entonces no roba; pero solo por temor al castigo. Si tuviera una oportunidad de robar sin ser descubierto, lo haría. – El segundo ladrón se dice: “He comprendido que es malo robar; que he hecho sufrir a muchas personas con mis robos y que Dios está ofendido. He empezado a amar a Dios; y por eso no volveré a robar.” Este segundo ladrón no robará nunca más, aun si pudiera hacerlo sin ser descubierto. – Por fuera, los dos van a actuar igual. Pero solo el segundo se arrepintió de verdad; mientras el arrepentimiento del primero es un arrepentimiento falso, sus motivos no cambiaron.

¿Tiene el pecado todavía algún atractivo para ti? Entonces, todavía no te has arrepentido de verdad.

¿Te estás esforzando mucho para no pecar, porque los otros cristianos te podrían mirar mal; pero por dentro sientes que estos esfuerzos van en contra de tu naturaleza, y anhelas una oportunidad de poder cometer algún pecado sin que nadie te podría descubrir? Entonces, todavía no te has arrepentido de verdad; solo has cambiado tu manera de actuar, pero no tu manera de pensar.

Para que llegues a un arrepentimiento verdadero, es necesaria una obra sobrenatural del Espíritu Santo en tu corazón. “Y cuando él (el Espíritu Santo) venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio.” (Juan 16:8) Esta convicción divina acerca de tu pecado es lo que te puede llevar al arrepentimiento verdadero, si tú lo deseas. Quizás, hasta ahora, tu conocimiento acerca del pecado es nada más que teoría: “Sí, yo sé que he pecado y que debo arrepentirme.” Tú necesitas que el Espíritu Santo te lo diga a tu corazón. Y El lo hará, si le buscas en serio.


Cuidado con las falsificaciones


Con todo esto, podemos entender que muchos “cristianos” en las iglesias en realidad no se han arrepentido. Han hecho algo por fuera (una oración de entrega, una confesión), la iglesia lo ha tomado por arrepentimiento, y ahora los llamamos “hermanos”. Pero solo tuvieron un arrepentimiento falso.

Este es un asunto muy serio. No se trata solo de unas distinciones filosóficas. Es que solo el verdadero arrepentimiento lleva a la salvación. Por tanto, muchos de los que creen ser cristianos, en realidad nunca han sido salvos, y siguen en el camino hacia la perdición.

Cuando el evangelista Felipe predicaba en Samaria, se convirtió una persona muy famosa. Era “un hombre llamado Simón, que antes ejercía la magia en aquella ciudad, y había engañado a la gente de Samaria … Pero cuando creyeron a Felipe, … también creyó Simón mismo, y habiéndose bautizado, estaba siempre con Felipe…” (Hechos 8:9.13)

¡Qué cambio más maravilloso! ¡El mago y engañador famoso, renuncia a la magia, y ahora es un seguidor de Cristo!

Unos días después ocurrió un incidente notable. Los apóstoles vinieron desde Jerusalén y oraron por los convertidos, para que recibiesen el Espíritu Santo. “Cuando vio Simón que por la imposición de las manos de los apóstoles se daba el Espíritu Santo, les ofreció dinero, diciendo: Dadme también a mí este poder…” (Hechos 8:18-19) ¿No sería maravilloso, tener otro ministro más que pudiera dar el Espíritu Santo? – Pero Pedro no se dejó engañar fácilmente. “Entonces Pedro le dijo: Tu dinero perezca contigo, porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero. No tienes tú parte ni suerte en este asunto, porque tu corazón no es recto delante de Dios. Arrepiéntete, pues, de esta tu maldad, y ruega a Dios, si quizás te sea perdonado el pensamiento de tu corazón…” (Hechos 8:20-22)

Aquí Simón queda al descubierto. Su arrepentimiento no era verdadero. Por fuera había renunciado a la magia; pero por dentro solo pensaba en sustituirla por otra clase de “magia”: el poder del Espíritu Santo. El anhelaba este poder, no para agradar a Dios, sino simplemente para tener poder. Los motivos de su corazón no habían cambiado.

Ahora Simón tiene una segunda oportunidad para arrepentirse de verdad. ¿Aprovechará de esta oportunidad?

- “Respondiendo entonces Simón, dijo: Rogad vosotros por mí al Señor, para que nada de esto que habéis dicho venga sobre mí.” (Hechos 8:24)

Muchos de nuestros hermanos y líderes de iglesias actuales pensarían que “ahora sí, Simón se ha arrepentido de verdad.” Alegremente le darían la bienvenida (por segunda vez) como “hermano”. ¡Y por segunda vez estarían engañados!

Analicemos la reacción de Simón. Primeramente, Pedro le había dicho: “Ruega a Dios”. Simón no hizo esto. En lugar de ello, dijo: “Rogad vosotros por mí al Señor…” ¡El no estaba dispuesto a humillarse ante Dios él mismo! (Aquí vemos a la vez el principio del sistema católico-romano, donde el creyente no puede confesar sus pecados directamente a Dios, sino necesita que un “sacerdote” interceda por él. Pero este sería un tema para otro estudio…)

Segundo, Pedro le había dicho: “Arrepiéntete … si quizás te sea perdonado el pensamiento de tu corazón”. Esto no es lo que Simón pidió. En lugar de ello, Simón pidió “que nada de esto venga sobre mí”. En otras palabras, Simón pidió poder escapar del castigo de Dios, pero sin cambiar su corazón. No deseaba el perdón y el agrado de Dios; solo quiso salir de su situación incómoda.

El escritor del siglo II, Ireneo, nos relata lo que sucedió más tarde con Simón:

“El entonces … se dedicó con un celo aun mayor al estudio de las artes mágicas, para que pudiese aun mejor asombrar y enseñorearse de las multitudes. … Este hombre, entonces, fue glorificado por los hombres como si fuera un dios; y enseñó que fue él mismo quien apareció entre los judíos como el Hijo, pero que descendió en Samaria como el Padre … En una sola palabra, él se presentó a sí mismo como si fuera el más sublime de los poderes, el Padre sobre todo…”

(Ireneo, “Contra los herejes”, I,23)

De manera tan terrible se desvió el hombre que parecía “arrepentido” y “convertido” por afuera, pero su arrepentimiento fue falso. ¡No nos dejemos engañar!

Ahora, no estoy exigiendo que tú y yo seamos capaces de detectar a todos los falsos convertidos. Por fin, incluso el gran evangelista Felipe fue engañado en el inicio por Simón. Pero algo que sí debes hacer, es examinar tu propio arrepentimiento. ¿Fue tu arrepentimiento verdadero? ¿Es tu corazón recto ante Dios?


Dos reyes arrepentidos


Quiero relatar dos ejemplos del Antiguo Testamento, que aclararán un poco más la diferencia entre el falso y el verdadero arrepentimiento.

El rey Saúl había desobedecido a Dios. Entonces el profeta Samuel reprendió a Saúl: “Por cuanto tú desechaste la palabra del Señor, él también te ha desechado para que no seas rey.” (1 Sam.15:23)

¿Cómo responde Saúl?

- “Yo he pecado; pues he quebrantado el mandamiento del Señor y tus palabras, porque temí al pueblo y consentí a la voz de ellos. Perdona, pues, ahora mi pecado, y vuelve conmigo para que adore al Señor.” (1 Sam.15:24-25)

Parece que Saúl reconoce su pecado y está arrepentido. Pero hay un pequeño detalle: Saúl pide perdón a Samuel, pero no a Dios. Saúl entiende que Samuel está ofendido, porque Samuel está en ese mismo momento parado delante de él (y probablemente no con una cara muy amable). Pero al parecer Saúl no entiende que su ofensa contra Dios es infinitamente más grande que su ofensa contra Samuel.

Samuel, el profeta de Dios, vio muy bien lo que realmente había en el corazón de Saúl:

“Y Samuel respondió a Saúl: No volveré contigo; porque desechaste la palabra del Señor, y el Señor te ha desechado para que no seas rey sobre Israel.” (1 Sam.15:26) – Samuel ve que el arrepentimiento de Saúl es falso, y por eso no lo acepta.

“Y él (Saúl) dijo: Yo he pecado; pero te ruego que me honres delante de los ancianos de mi pueblo y delante de Israel, y vuelvas conmigo para que adore al Señor tu Dios.” (1 Sam.15:30)

Ahora sale a la luz el verdadero motivo de Saúl: “que me honres delante del pueblo”. A Saúl le importaba lo que la gente pensaba de él; pero no le importaba lo que Dios pensaba. Solo quería quedar bien ante los hombres.

“El temor al hombre pondrá lazo; mas el que confía en Jehová será exaltado.” (Prov.29:25). Saúl tenía temor al hombre, pero no a Dios. Quería recibir honra de los hombres; pero la honra de Dios no le importaba. Y con este corazón perverso, ¡incluso era capaz de fingir arrepentimiento!

Después de esto, Samuel hace algo significativo: Manda traer al rey de Amalec (a quien Saúl había tomado preso en la guerra), y lo corta en pedazos. Esta había sido la orden de Dios para Saúl: matar al rey de Amalec. Samuel hace aquí lo que Saúl debía haber hecho. Si Saúl se hubiera arrepentido de verdad, entonces él mismo hubiera cumplido la orden – por lo menos después de la reprensión por Samuel. Que no lo hizo, es otra prueba de que su arrepentimiento no fue verdadero.

El rey de Amalec personifica el pecado en nuestra vida. Para nada te sirve confesar “He pecado” y pedir perdón, mientras dejas vivo a un “rey de Amalec” en tu vida. ¿Cuál es el “rey de Amalec” en tu vida, el pecado que todavía toleras, y que desde hace tiempo deberías haber “cortado en pedazos”?

——————————————————————————–

Ahora veremos el caso del rey David. David también cayó en pecado – y si lo miramos de cerca, un pecado más grave que el de Saúl: Cometió adulterio con Betsabé, e hizo matar con astucia al esposo de Betsabé. Sin embargo, Dios perdonó a David, mientras a Saúl no perdonó. Incluso llama a David “un hombre según el corazón de Dios”. ¿Cuál fue la diferencia?

En el Salmo 51 tenemos la oración de David, después que fue reprendido por el profeta Natán:

“Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia;

Conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones.

…Contra ti, contra ti solo he pecado, y he hecho lo malo delante de tus ojos…

He aquí, tú amas la verdad en lo íntimo,

Y en lo secreto me has hecho comprender sabiduría.

…Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí.

No me eches de delante de ti, y no quites de mí tu Santo Espíritu.”

(Salmo 51:1.4.6.10.11)

David se dirige a Dios primero. El está muy consciente de que la primera persona ofendida por su pecado es Dios mismo. “Contra ti, contra ti solo he pecado…” Todo lo demás es secundario.

Después vemos cuál es el anhelo más profundo en el corazón de David. No es la honra ante el pueblo; ni es escapar del castigo de Dios. Su anhelo más profundo es “un corazón limpio y un espíritu recto”. Este es el anhelo de una persona verdaderamente arrepentida. No importa lo que diga la gente – de hecho, la gente malinterpretó el comportamiento de David después de su arrepentimiento, y él quedó muy mal ante ellos. Pero David sabía que Dios “ama la verdad en lo íntimo”, donde nadie mira. Esto era lo que le importaba más que cualquier otra cosa.

Alguien ha dicho una vez: “Tu integridad se demuestra en lo que haces cuando nadie te mira.”

Esta es la integridad que demostró David, y por eso Dios le perdonó. Aunque David también tuvo que sufrir, Dios no le quitó el reino ni la vida como lo había hecho con Saúl.

Dios busca el arrepentimiento verdadero. ¿De qué clase es tu arrepentimiento? ¿De la clase de Saúl o de la clase de David? ¿Es un arrepentimiento solo ante los hombres, o un verdadero arrepentimiento ante Dios quien mira “en lo secreto”?


Creditos : http://cebei.wordpress.com/

domingo, enero 24, 2010

sábado, enero 23, 2010

Simon Kistemaker - Comentario Biblico a 1 de Corintios

jueves, enero 21, 2010

la MATRIX - Cultura Moderna Juvenil

Hoy más que nunca la sociedad esta patas arriba. A todo lo bueno le llamamos malo y a lo malo le llamamos bueno. Todo ha entrado en una tibieza y relatividad, ya nadie dice las verdades absolutas; todo es relativo a los ojos del mundo; y estamos inundados de una cultura que no conoce a Dios, y está envanecida en todos sus razonamientos.

“También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita….”
“Más los malos hombres y los engañadores irán de mal en peor, engañando
y siendo engañados. Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido”
2da Timoteo 3:1-5, 13-14


La Cultura moderna de hoy día, nos encierra en un pequeño círculo, con un pequeño mensaje, programando a los jóvenes desde temprana edad para formar parte de lo que denomino MATRIX.

¿Qué es la MATRIX?
Es el sistema moderno que maneja el mundo de hoy día; es el mundo dentro del cual vivimos, el cual es dirigido por el príncipe de este mundo; Es el sistema que te permite hacer lo que tú quieras; que no limita la mente del hombre, sino que expande sus conocimientos y razonamientos hasta llegar a la perversión. Es una ilusión de lo que en realidad es el mundo espiritual. La palabra dice que “lo que se ve fue hecho de lo que no se veía”; también dice: “somos peregrinos sobre esta tierra”, y Jesús afirmo en una ocasión, que su reino no era de este mundo y que si esto hubiere sido así el no hubiese sido entregado en manos de sus escarnecedores; ósea, que nosotros no pertenecemos a ese sistema, sino que solo pasamos por él por un tiempo, pero no pertenecemos a él.

La Biblia advierte que los hijos de Dios no somos parte de la MATRIX, y que no podemos ser amigos de ella, ya que esta matrix tiene los valores torcidos y pervertidos. A esta matrix no le interesa Jesús y su mensaje; “¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.” Santiago 4:4.
La matrix, está diseñada para tomar posesión de todos los seres humanos, y llevarlos a una futura condenación; haciendo que estos crean en fantasías y sueños acerca de un futuro prometedor y pleno; obteniendo bienes y riquezas de este mundo.

La MATRIX cambia esquemas y cambia paradigmas, e impone nuevos pensamientos; el ser humano es por naturaleza pecador y los deseos del pecador son: dinero, poder, admiración, exaltación, fornicación, adulterio, vicios, resentimientos, iras, contiendas, peleas, chisme, etc. la MATRIX se encarga de darle al ser humano lo que su carne anhela. Miles y miles de jóvenes son engañados día tras día.
La MATRIX pone a los seres humanos a competir los unos con los otros. Al ser humano de la matrix, no le importa pasar por encima de sus amigos o familia para satisfacer sus propios deseos, vanos y egoístas.

cambios en la cultura que nos llevan a la MATRIX:

El amor.
La palabra de Dios dice en 1 corintios 13 que, el amor todo lo soporta, todo lo espera, todo lo cree, el amor no se jacta, no es envidioso, se goza de la justicia, el amor no se irrita, el amor no hace nada indebido, el amor no busca lo suyo propio, el amor nunca dejará de ser, etc.
Pero hoy día el mundo o la MATRIX nos ha enseñado un nuevo concepto del amor, el cual hemos adoptado sin reproches, y la definición de este concepto contradice directamente el amor de Dios.

El AMOR de la MATRIX
Este amor se caracteriza en 3 puntos básicos:
1. Amor=un sentimiento:
Alrededor de nosotros e incluso dentro de las iglesias las personas creen que el amor es un sentimiento, creen que el amor es algo que sale de nosotros, creen que a medida que más nos relacionamos sentimentalmente con una persona la llegamos a querer más, se cree que el amor es guiado por las emociones, 2 de cada 3 jóvenes y adultos tienen distinta percepciones de lo que es el amor.

2. Amor=sexo:
Este definitivamente es un mensaje de Hollywood y los cantantes populares. Y muchos muchachos se valen de alguna manipulación de este tipo para demandar relaciones sexuales de su pareja, diciendo: “si me amas dame la pruebita;” y así las terminan tratando como objetos sexuales, con deseos egoístas de satisfacer sus deseos carnales, donde el amor de Dios nada tiene que ver ahí. El mensaje de Hollywood es de un amor apasionado y romantico, que no involucra compromiso, ni sacrificio; sino solo sexo ilicito y sentimientos desbordados.

Si la gente, no pensara de esta manera, no habría tantas adolecentes embarazadas, y tantos abortos en alrededor del mundo. Este tipo de amor, vota los principios del matrimonio, y muestra el matrimonio como: algo arcaico y fuera de moda; Es muy común oír decir a las personas: “El matrimonio va a desaparecer”, “es el único campo de batalla donde los enemigos duermen juntos”; “miserable de ti, que le llamas bueno a lo malo y malo a lo bueno.” (véase Isaías 5:21)

3. Amor=Enamoramiento:
A esto le llamare un malentendido, ya que el enamoramiento es algo emocional x que está basado en una emoción muy grande, y que es la más interesante que nos ha acontecido hasta el momento, pero cuando nos acontezca algo más interesante lo dejaremos de un lado y cambiaremos nuestro amor por el mejor postor (una muchacha más guapa, más agradable, más educada, etc.).

La definición de ENAMORAMIENTO según el diccionario es la siguiente: encaprichamiento, una relación sensual y romántica.
El enamoramiento es contrario al amor de Dios, ya que este es un amor egoísta, que solo piensa en satisfacerse a sí mismo, el enamoramiento le gusta cómo se siente él con la otra persona, trata de satisfacer los deseos de la otra persona siempre y cuando se satisfagan sus propios deseos. Cuando sus deseos o aspiraciones no son satisfechas, entonces se enoja y reclama; El enamoramiento no se niega a sí mismo, sino que busca auto-realizarse y su propia y egoísta satisfacción

La biblia enseña que el amor va a ser un fruto de tener a Jesucristo morando en ti, por lo tanto no podemos esperar que alguien sin Cristo en su vida ame como la biblia manda; sería algo completamente irracional.
“Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios. El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.” 1era Juan 4:7-8
Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,” Gálatas 5:22

La biblia enseña que el amor es algo que va a nacer de nosotros, porque Cristo habita en nosotros y su espíritu produce el amor, ya que este amor fue derramado en nuestros corazones para que nosotros amemos (véase Romanos 5:5)
La MATRIX nos enseña que el amor no es algo que debamos hacer (porque es normal en un cristiano hacerlo) sino algo que debamos sentir (guiados por emociones y sentimientos)

La Libertad
Para estar seguros de no confundirnos vamos a definir lo que es libertad:
Libertad=Facultad natural que tiene el hombre de obrar de una manera o de otra, y de no obrar, por lo que es responsable de sus actos. Facultad que se disfruta en las naciones bien gobernadas de hacer y decir cuánto no se oponga a las leyes ni a las buenas costumbres. / Es la opción que tiene un individuo de hacer lo que desee, dentro del marco legal, moral, social y cultural.
Libertad=Gr. lúo=soltar las cadenas, desatar, derribar, deshacer, quitar, quebrantar

La biblia hace bastante énfasis en la libertad, ya que se refiere a que nosotros en otro tiempo éramos esclavos del pecado, porque estábamos atados a él y queríamos complacer nuestros propios deseos carnales, vanidosos y depravados; y Cristo nos hizo libres de el yugo del pecado, porque el pagó el precio por nuestro pecado, el cual es la muerte eterna; Pablo nos exhorta a no volver al yugo del pecado “Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros”. Gálatas 5:13

La biblia nos anima a no continuar esclavizados al pecado, que no usemos la gracia como razón para continuar pecando, sino que nos despojemos de nuestras pasiones prohibidas y que seamos esclavos de Cristo por amor, a lo que él ya hizo.,
“Porque esta es la voluntad de Dios: que haciendo bien, hagáis callar la ignorancia de los hombres insensatos; como libres, pero no como los que tienen la libertad como pretexto para hacer lo malo, sino como esclavos de Dios." 1 Pedro 2:15-16

La biblia nos define que Libertad es que ya no estamos atados al pecado para vivir bajo su yugo, pero..

Lo que hoy tiene la MATRIX entiende y enseña por libertad, no es libertad, sino que es libertinaje, caos, anarquía
La palabra “libertinaje” tiene su etimología en la palabra griega “asélgeia” que significa: lascivia (ausencia de frenos), libertad sexual, disolución.
Libertinaje
= desenfreno en la manera de actuar o hablar. Actitud irrespetuosa a la autoridad, socavando los derechos de los demás.
Anarquía=desorden, confusión y caos por ausencia de la autoridad

La juventud de hoy vive en un libertinaje;. Hoy día el más famoso entre los jóvenes es el más desobediente, el más irrespetuoso, el que más relaciones sexuales tiene, el más vicioso.
Nuestra juventud no tiene respeto por nada, tratan a los padres como desperdicio, son desleales e impíos. El mundo, La MATRIX les ha enseñado que ellos pueden hacer lo que quieran, que ellos están hechos para satisfacer sus necesidades, deseos y placeres. El joven adolece y todo lo lleva al extremo; él no se fuma un cigarrillo se fuma 100, el no tiene una novia, tiene 3, el no tiene respeto por sus padres. Hollywood (La MATRIX moderna) les enseña que está bien, que no tienen que hacer nada, lo único es trabajar, conseguir dinero y disfrutar de todas las “libertades” que el mundo te ofrece.

La MATRIX, está destruyendo la juventud, enseñándole una anarquía en la cual cada quien puede hacer lo que quiera, y usar sus cuerpos para cualquier cosa; sexo, pornografía, masturbación, drogas, alcohol, etc; Ignorando que la palabra dice: “¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.” 1era Corintios 6:19-20
Dios es el dueño de tu cuerpo, ten mucho cuidado, “¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es.” 1era Corintios 3:16-17

Dios
Una de las cosas que destruye la MATRIX es el conocimiento de Dios. LA MATRIX ha encontrado una manera de destruir la cristiandad, y esta es: atacando a los jóvenes.
La MATRIX ataca con un énfasis fuerte así como un animal salvaje y feroz el conocimiento de Dios mediante algo que se llama “ateísmo”

Ateísmo = Negación de la existencia de un Dios;
“Dice el necio en su corazón: No hay Dios. Se han corrompido, hacen obras abominables; No hay quien haga el bien. Todos se desviaron, a una se han corrompido; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.” Salmos 14:1,3

El ateísmo ha metido el intelectualismo en la fe; el hombre moderno trata de entender a Dios, el hombre moderno quiere cuestionar a Dios ¿porque hace lo que hace? El hombre moderno quiere llegar a la sabiduría de Dios y se cree capaz así como Job de argumentar a Dios en su soberanía; La MATRIX enseña que somos producto de grandes casualidades cósmicas; y trata de entender a Dios bajo las reglas humanas. La MATRIX trata de limitar la grandeza de Dios poniendo mediante al hombre en un posición en la cual él es igual a Dios, por lo cual según afirman ellos, No puede existir un Dios.

La biblia nos muestra algo totalmente diferente, “¿Quién midió las aguas con el hueco de su mano y los cielos con su palmo, con tres dedos juntó el polvo de la tierra, y pesó los montes con balanza y con pesas los collados? ¿Quién enseñó al Espíritu de Jehová, o le aconsejó enseñándole? ¿A quién pidió consejo para ser avisado? ¿Quién le enseñó el camino del juicio, o le enseñó ciencia, o le mostró la senda de la prudencia? He aquí que las naciones le son como la gota de agua que cae del cubo, y como menudo polvo en las balanzas le son estimadas; he aquí que hace desaparecer las islas como polvo.” Isaías 40:12-15

Es ridículo que como mortales tratemos de entender al inmortal creador, en lugar de ser humildes e inclinarnos donde aquel que nos puede enseñar e ilustrar por qué estamos aquí. Pero teniendo el conocimiento y la evidencia al ver la creación (Un sistema inteligente), desechamos a Dios en nuestra altivez y nos veneramos los unos a los otros; la psicología moderna nos enseña: “tu eres tu propio Dios.” (al no haber, según ellos, alguien supremo que defina lo que es bueno y lo que es malo, entonces el ser humano es el único capaz de definir eso, por lo tanto el hombre es su propio DIOS)

“Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa. Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios, se hicieron necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles. Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos, ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén” Romanos 1:20-25

A causa de esta MATRIX y la gente que la adopta a su vida, Dios mismo te entrega a tus pasiones, ¿tu quieres tener sexo? Ve y hazlo; ¿quieres ser homosexual?, ve y hazlo; ¿Quieres fumar, beber y destruirte? Hazlo; ¿Quieres violar las leyes, robar, estafar? Hazlo. Querido amigo, Dios mismo te entrega a tus propios deseos, ¿eso es lo que quieres? Tómalo!.

Los pensadores o intelectuales modernos en su altivez se creen más que cualquiera que no quiera pertenecer a la MATRIX, es muy común que estos te denigren si tú no piensas como ellos; los ateos te dirán que eres un bruto, que no tienes cerebro, que crees en unicornios y en elefantes rosas. Estos ateos son los encargados de poner en ridículo el conocimiento de Dios, usando el razonamiento humano para juzgar a un Dios santo

Conclucion:
Querido joven, No es el sexo ilícito lo que te llenará, no es un buen trabajo lo que traerá plenitud a tu vida; no es la esposa perfecta lo que te hará feliz; ¡NO! ¡Nada de eso!
Si tú amas el estar en la matrix, y haces lo que la matrix te enseña, ¡tú eres enemigo de Dios! Y mientras tú no decidas apartarte de este sistema, apartarte de este estilo de vida, nunca podrás experimentar, el amor de Cristo, y menos aún la salvación de tu alma.

Hermano, no te dejes vencer por este sistema, que lo unico que hará es arrastrarte hasta lo más vil de este mundo. Tu carne, aparentemente desea esas cosas, pero los deseos de la carne son contrarios a los del espiritu, y su fin es MUIERTE
Hay muchos otros engaños de este sistema: el homosexualismo, el Rock, las drogas, la depresion, el egocentrismo, las riquezas, el Afan, etc. Hay muchas formas en que la Matrix te destruirá y la unica solución es Jesucristo; "Jesus dijo: Yo soy el camino, la verdad y la vida; y nadie viene al padre si no es por mi" Juan 14:6

Solo a traves de Jesus hay vida, recibelo como tu señor, y deja que de ahora en delante el gobierne tu vida, y creeme, no necesitaras nada de lo que la matrix te ofrece, para ser pleno. El espiritu Santo de Dios te dará esa paz que sobrepasa todo entendimiento, y tu vida será cambiada de una manera radical.

Joven amigo; arrepiéntete de tus pecados, y cree en el señor Jesucristo; confía en él, con todo tu corazón; bájate del trono de tu vida, y deja que Jesús sea tu señor; y el perdonará todos tus pecados y todas tus rebeliones. Recibelo, hoy es el dia de tu salvación!
"Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana" Isaias 1:18

Dios te bendiga



Escrito por: Jorge Valle
jorge_valle56@hotmail.com
eldesafiocristiano@hotmail.com

martes, enero 19, 2010

William Hendriksen - Comentario Biblico al libro de Romanos

viernes, enero 15, 2010

John Piper - Los Deleites de Dios


Descripcion:

Deleitémonos en Dios, porque su deleite es ser Dios.

Realmente usted no conoce a nadie hasta que realmente sabe qué lo hace feliz.
Nuestro placer es la medida de nuestro carácter. Lo mismo pasa con Dios. Solo podemos conocer la grandeza de su gloria si conocemos lo que le da júbilo. Por tanto, debemos entender Los deleites de Dios.

Este no es un libro sobre usted, sino sobre aquel que te creó, el mismo Dios. En este teológico paseo de fortaleza, el pastor John Piper navega por las evidencias bíblicas para revelar y hacernos sentir lo que Dios nos mostró como sus placeres. Conociéndolos podremos convertirnos en lo que percibimos de Él.

Lo que la Iglesia y el mundo necesitan hoy más que nada es conocer y amar la grandeza, la gloria y la soberanía alegre de Dios en la Biblia.

martes, enero 12, 2010

Comentarios biblicos de William Hendriksen y Simon Kistemaker

no se pierdan estos excelentes comentarios de William Hendriksen a los cuatro Evangelios uno de los mejores comentarios de habla Hispana

Comentario al Libro de Mateo

Descargar

Comentario al Libro de Marcos

Descargar

Comentario al Libro de Lucas

Descargar

Comentario al Libro de Juan

Descargar

Comentario al Libro de Hechos

Descargar

viernes, enero 08, 2010

Armando Alducin - Estudio al libro de Romanos

excelente estudio por Dr Armando Alducin de un libro conciderado la columna vertebral del cristianismo no se pierdan este excelente estudio.

Descargar:
1. Qué es el Evangelio
2. Jesucristio vive
3. La gracia y el apostolado
4. Llamados a tener paz
5. Dios conoce nuestros motivos
6. compartiendo nuestros Dones
7. satanas estorba el Evangelio
8. el poder de la palabra de Dios
9. La Justicia de Dios por la fe
10. el Justo por la Fe vivira
11. la Ira de Dios
12. pecados de una mente reprovada
13. las bases para el juicio de Dios
14. el juicio segun las obras
15. la angustia de los malos
16. como seran jusgados los paganos
17. el juicio de los religiosos
18. no hay Justo ni aun uno
19. el diagnostico de Dios
20. la salvacion no es por obras
21. la Fe en Jesucristo
22. la Propiacion de cristo

23. la Salvacion es solo por Fe
24. Abrham salvado por Fe
25. Dios perdona el pecado de David
26. un ejemplo de la Fe verdadera
27. la paz con Dios
28. el sufrimiento produce paciencia
29. el amor de Dios en nuestro corazon
30. Cristo murio por los malos
31. Adan y Cristo
32. el bautismo del Espiritu Santo
33. el viejo hombre en Cristo
34. Victoria sobre el pecado
35. esclavo de Dios o del pecado
36. la ley y la gracia
37. el cristianismo y la ley
38. la ley provoca el pecado
39. la carne contra el espiritu
40. libres de condenacion
41. la carne..enemigo de Dios
42. viviendo en el espiritu
43. el Espiritu de adopcion
44. heredero de Dios
45. sufrimientos en el cristiano
46. el sufrimiento y la gloria futura
47. el Espiritu y la Esperanza
48. Orando en el Espiritu
49. los que aman a Dios
50. todas las cosas ayudan a bien
51. la predestinacion
52. mas que vencedores
53. el fracaso de Israel
54. ofrendando biblicamente
55. el plan de Dios para los Judios
56. consagracion Cristiana
57. la presuncion de los Dones
58. la vida Cristiana practica
59. Dios y las Autoridades
60. la rebelion contra la Autoridad

jueves, enero 07, 2010

¿ha nacido usted de nuevo?


HA NACIDO USTED DE NUEVO?

Jesucristo dijo, “El que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios” (Juan 3:3).

Esta es una de las cuestiones más importantes en la vida de todo ser humano.
No es suficiente responder “Soy miembro de una iglesia; supongo que soy cristiano”. Miles de cristianos nominales no muestran señal alguna de haber nacido de nuevo, las cuales se mencionan en las Sagradas Escrituras, principalmente en la Primera Epístola de Juan


No practica el pecado

En primer lugar, el apóstol Juan escribió: “Todo aquel que es nacido de Dios no comete pecado” (1 Juan 3:9). “Todo aquel que ha nacido de Dios no practica el pecado” (5:18).

Aquella persona que ha nacido de nuevo, que ha sido regenerada, habitualmente no comete pecado. No exhibe una inclinación total hacia el pecado. Probablemente hubo algún tiempo en que dicha persona no se detenía a pensar si sus acciones eran pecaminosas o no, y no siempre sentía aflicción tras hacer el mal. No había una lucha entre el y el pecado; ambos eran amigos. Pero un verdadero cristiano odia el pecado, huye de el, lucha en su contra, lo considera su mayor calamidad, resiente la carga de su presencia, sufre cuando cae bajo su influencia, y anhela liberarse completamente de el. El pecado ya no le place; se ha convertido en algo horrible y que odia. Sin embargo, no puede eliminar su presencia dentro de el.
Si dijese que en él no hay pecado estaría mintiendo (1 Juan 1:8). Pero sí puede decir que odia el pecado y que el mayor deseo de su alma es no cometer pecado en absoluto. No puede evitar tener malos pensamientos, omisiones y defectos tanto en sus palabras como en sus acciones. El sabe que “en muchas cosas ofendemos” (Santiago 3:2). Pero puede decir con certeza, delante de Dios, que estas cosas le ocasionan dolor y pena, y que su ser no se complace en ellas. Que diría el apóstol de usted? Ha nacido usted de nuevo?


Cree en Cristo

En segundo lugar, San Juan escribió: “Todo aquel que cree que Jesús es el Cristo, es nacido de Dios” (1 Juan 5:1).

Un hombre que ha nacido de nuevo, que ha sido convertido, cree que Jesucristo es el único Salvador que puede perdonar su alma, que El es la persona divina designada por Dios Padre para dicho propósito, y que fuera de El no hay salvación alguna. En sí mismo no encuentra valor alguno. Pero tiene confianza plena en Cristo, en que todos sus pecados le han sido perdonados. Puesto que ha aceptado la obra completa y muerte de Cristo en la cruz, el cree que es considerado justo delante de Dios, y puede esperar la muerte y el juicio final sin miedo.
Podrá tener temores y dudas. Inclusive decir que a veces siente como si no tuviera fe en absoluto. Pero pregúntele si está dispuesto a confiar en cualquier cosa o persona en vez de Cristo, y verá lo que le responderá. Pregúntele si depositaría su esperanza de vida eterna en su propia bondad, sus propias obras, sus oraciones, su guía espiritual, o su iglesia, y escuche su respuesta. Que diría el apóstol de usted? Ha nacido usted de nuevo?


Hace justicia

En tercer lugar, Juan escribió: “Todo el que hace justicia es nacido de El” (1 Juan 2:29).

El hombre que ha nacido de nuevo, o se ha regenerado, es un hombre santo. El busca vivir acorde a la voluntad de Dios, hacer las cosas que agradan a Dios y evitar aquellas que Dios aborrece. El desea mirar continuamente a Cristo como ejemplo a seguir y como su Salvador, y demostrar ser su amigo guardando sus mandamientos. El sabe que no es perfecto. Es consciente de su corrupción inherente. Percibe un principio de maldad dentro de si mismo que lucha constantemente por separarle de la gracia de Dios. Pero el no lo consiente, aunque no puede prevenir su presencia.
Aunque a veces puede sentirse tan despreciable al punto de cuestionarse si en verdad es cristiano o no, aun así será capaz de decir, como John Newton, “no soy lo que debería ser, no soy lo que quiero ser, no soy lo que espero ser en otro mundo; pero aun así no soy lo que fui alguna vez, y por gracia de Dios soy lo que soy”. Que diría el apóstol de usted? Ha nacido usted de nuevo?

Ama a otros cristianos

En cuarto lugar, Juan escribió: “Nosotros sabemos que hemos pasado de muerte a vida en que amamos a los hermanos” (1 Juan 3:14).

Un hombre que ha nacido de nuevo tiene un amor especial por todos los discípulos verdaderos de Cristo. Ama a todos los seres humanos con gran amor general, pero tiene un amor especial por quienes comparten su fe en Cristo. Al igual que su Señor y Salvador, el ama a los peores pecadores y se aflige por ellos; pero el siente un amor peculiar por aquellos que son creyentes. Nunca se siente tanto en casa como cuando se encuentra en su compañía.
El los considera a todos como miembros de una misma familia. Son sus compañeros de batalla, luchando contra el mismo enemigo. Son sus compañeros de viaje, marchando a lo largo del mismo camino. El los comprende, y ellos lo comprenden. Podrían ser muy diferentes a el en muchos sentidos – en rango, en riqueza. Pero eso no importa. Ellos son hijos e hijas de su Padre y el no puede evitar amarlos. Que diría el apóstol de usted? Ha nacido usted de nuevo?


Vence al mundo
En quinto lugar, Juan escribió: “Todo lo que es nacido de Dios vence al mundo” (1 Juan 5:4).

Un hombre que ha nacido de nuevo es cuidadoso de su propia alma. No solo intenta evitar el pecado sino también todo aquello que pueda conducirle a el. Es cuidadoso respecto a quienes le acompañan. El sabe que la comunicación perversa corrompe el corazón y que la maldad atrae más que la bondad, así como la enfermedad es más contagiosa que la salud. Es cuidadoso sobre el empleo de su tiempo; su principal deseo es usarlo en forma provechosa.
El desea vivir como un soldado en país enemigo – portando su armadura en forma continua y siempre preparado para las tentaciones. Es diligente siendo un hombre de oración, vigilante y humilde. Que diría el apóstol de usted? Ha nacido usted de nuevo?


La Prueba

Estas son las cinco características principales de un cristiano que ha nacido de nuevo.

La notoriedad de las mismas es muy variable entre diferentes personas.

En algunas apenas son perceptibles. En otras son muy marcadas, inequívocas, de tal manera que todos pueden percatarse de ellas.

Algunas de estas características sobresalen más que otras en diferentes individuos. Es raro que sean igualmente evidentes en cualquier persona.

Pero aun después de tomar en cuenta posibles diferencias, tenemos aquí cinco aspectos que marcan a un sujeto que ha nacido de Dios.

Como debemos reaccionar ante estas cuestiones? Lógicamente solo podemos concluir una cosa – sólo aquellos que han nacido de nuevo muestran estas cinco características, y quienes no las tienen no han nacido de nuevo. Esta es la conclusión a la cual el apóstol nos quiere hacer llegar.

¿Posee usted estas características?

¿Ha nacido usted de nuevo?. .


Escrito por: J. C. Ryle

Chuy OLivares - Derribando Fortalezas

no se piedan esta excelente predicacion del Pator Chuy Olivares titulada Derribando Fortalezas la cual escuchen y analisen detenidamente

Para descargar la predica dele click derecho sobre el link y seleccione guardar enlase como o save target as y guardelo en su sitio de preferencia

martes, enero 05, 2010

John Piper - La Pasion de Jesucristo


Las preguntas más importantes que cualquiera puede formular son: Por qué crucificaron a Jesucristo, por qué sufrió tanto, qué tiene esto que ver conmigo, finalmente, quién lo mandó a esa muerte.

La respuesta a la última pregunta es que Dios lo mandó. Jesús era Hijo de Dios. No ha habido sufrimiento mayor, pero el mensaje de la Biblia en su totalidad lleva esta respuesta.

¿Por qué Cristo sufrió y murió? La cuestión principal sobre la muerte de Jesús no es la causa, sino el significado, lo que Dios quiso decir.

De esto trata este libro, su autor ha reunido del Nuevo Testamento cincuenta razones. No cincuenta causas, sino cincuenta propósitos, en respuesta a la pregunta más importante que cada uno de nosotros debe plantearse: ¿Qué logró Dios para los pecadores como nosotros, enviando su Hijo a morir?

lunes, enero 04, 2010

Watchman Nee - El quebrantamiento del hombre exterior y la liberación del espíritu

Descripcion:
Este libro aborda una lección fundamental que todo siervo de Cristo debe encarar: el quebrantamiento del hombre exterior llevado a cabo por el Señor para lograr la liberación del espíritu. La única obra que Dios aprueba es la obra que realiza por el espíritu, y el espíritu puede tener perfecta libertad de acción al ser quebrantado el hombre exterior.

domingo, enero 03, 2010

Hector Urzúa - ¿La vida asegurada?

Excelente mensaje del Pastor Hector Urzúa de Casa de Oracion Culiacan lo cual nos hace un llamado para que vivamos en el espiritu y no en la carne, que examinemos nuestra vida si realmente nos encontramos en la fe y haciendo la voluntad del señor o simplemente nos encontramos satifaciendo nuestros propios deseos, no se pierda de escuchar este excelente mensaje que es de mucha edificacion.