lll

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

viernes, junio 04, 2010

Tu tiempo se está acabando

El mensaje a continuación te aseguro que no será un mensaje muy popular, porque confrontara tu vida y tu destino eterno.
Hace algunos días pensaba; “que cortos son nuestros días; cuantas generaciones pasan y nosotros vivimos, y luego morimos; ¡Que transitoria es la vida!” Todos los seres humanos tenemos nuestros días contados. Tú sabes cuándo naciste, pero no sabes cuando y donde morirás. Dios te da la vida y según el tiempo que él tenga para ti te la quitará; él te ha dado motivos para estar aquí, para él; pero ignorando eso has hecho tu propia voluntad y no te has sujetado a él, y tardo temprano, tendrás que dar cuenta de ello.

Una oportunidad, y el juicio.
Dios ha escogido darle vida al hombre, pero una sola vida, una oportunidad, un chance; no hay reencarnación. “Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio,” Hebreos 9:27
Cada uno de nosotros seremos juzgados después de esta vida, unos para condenación y otros para galardón. Es en esta vida donde tú puedes decidir, si renuncias a ti mismo y le das tu vida, o la vives para tus deseos.

Tu hoy puedes ser Joven y puedes pensar que tienes una vida por delante, pero solo Dios sabe cuando te llamara de vuelta a casa y entonces serás juzgado por lo que hiciste mientras estuviste en el cuerpo, y la misma palabra de Dios que has desechado será la que te juzgue; “Al que oye mis palabras, y no las guarda, yo no le juzgo; porque no he venido a juzgar al mundo, sino a salvar al mundo. El que me rechaza, y no recibe mis palabras, tiene quien le juzgue; la palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero.” Juan 12:47-48
Dios sacara todos los secretos del hombre y lo profundo de los pensamientos de su corazón, y este será juzgado con justicia, un justo juicio; “en el día en que Dios juzgará por Jesucristo los secretos de los hombres, conforme a mi evangelio.” Romanos 2:16
“El hombre bueno, del buen tesoro del corazón saca buenas cosas; y el hombre malo, del mal tesoro saca malas cosas; mas yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado.” Mateo 12:35-37

Cada palabra, cada acto, cada pensamiento, será expuesto en ese día del juicio, nadie saldrá justificado de ese juicio a menos que tenga a Cristo como señor, el cual ya pago por tu juicio llevando en si mismo toda tu culpabilidad, pero si tu no lo tienes a él, pagaras por cada falta

¿Cuál es el juicio?
El juicio es que la luz (Cristo, Jesús) vino al mundo, pero todos nosotros en nuestra humanidad rechazamos su luz, rechazamos su bondad, rechazamos la oportunidad de ser libres del juicio de Dios, el cual demanda la muerte del pecador; rechazamos esa luz, porque amamos el pecado y porque no queremos abandonarlo, queremos complacernos y creemos que para eso estamos en la tierra, para disfrutar al máximo de los deleites. “Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas. Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas. Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios.” Juan 3:19-21
Aborrecemos la luz, porque ella pone en evidencia toda la obscuridad que hacemos y no nos gusta el ser expuesto, no gusta el engaño, esa es nuestra naturaleza; talves tú no creas que seas malo, pero así es como Dios te ve.
Si quieres saber más acerca de la condenación lee el mensaje: ¿Demasiado bueno para ser Condenado?

Según la ley de Dios merecemos el infierno por nuestro pecado, y la luz de Cristo en su palabra manifiesta todas nuestras obras malas, por eso aborrecemos el cristianismo verdadero, porque nos ofende; “Mas todas las cosas, cuando son puestas en evidencia por la luz, son hechas manifiestas; porque la luz es lo que manifiesta todo.” Efesios 5:13

Jesús es el camino
Jesús es el único camino a la vida, el único medio de la salvación, el único camino, la única guía; “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.” Juan 14:6; “Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.” Hechos 4:12; Él es reconciliador, el justificador de los hombres, el cordero de Dios que quita el pecado del mundo; solo si eres salvado por su sangre serás limpio de tu pecado. Por medio de su sacrificio en la cruz hace más de 2000 años; “He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.” Juan 1:29b
Jesús siempre se presenta a tiempo, el siempre te busca; recuerda, todas las veces en un bus, cuando algún predicador se sube a hablar de arrepentimiento, recuerda, cada vez q alguien en la calle te habla de salvación, cada vez que algún amigo te invita a la iglesia; cada vez que alguien te trae la palabra de Dios y te has ofendido; ese era Jesús que había oído tu clamor en la intimidad de cuarto; y él, que conoce el corazón, te viene a buscar;

No hay otro camino a Dios, tus buenas acciones y buenas obras no tienen efecto alguno. Toda tu bondad no borrara la maldad que ya has cometido; “Si bien todos nosotros somos como suciedad (contaminado, impuro, corrompido), y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia (flujo menstrual);” Isaías 64:6a
El camino de cada hombre es engañoso, es inmundo; tú no puedes llegar al cielo por tus propios medios, el único camino al cielo es Jesús, cualquier otro camino, lleva a la muerte; “hay caminos que al hombre le parecen derecho, pero su fin es camino de muerte”. Dios siempre te mira, y el te oye en el momento que tu le necesitas.

“Porque dice: En tiempo aceptable te he oído, Y en día de salvación te he socorrido. He aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora el día de salvación.” 2da Corintios 6:2; pero, ¿Por qué lo rechazas? es él quien te está llamando, no tienes excusa, él usa a los hombres de Dios para llamarte, para rogarte que vengas, que te arrepientas, no endurezcas tu corazón, ESCUCHA!! “Así que, somos embajadores (representantes) en nombre de Cristo, como si Dios rogase (invitar, animar, rogar, clamar, llamar, alentar) por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios.” 2da Corintios 5:20

Prepárate!
Si tu rechazas la luz (Jesucristo), la ira de Dios está sobre ti, a causa de tu pecado; “El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él.” Juan 3:36. Hermano, no te confundas, Jesús no viene a ponerte en una encrucijada, el no viene a decirte recíbeme o muérete! No!! Tu estas muerto, el viene a decirte recíbeme y VIVIRAS!!

El reloj sigue corriendo y tú sigues votando oportunidad tras oportunidad. Amigo, Dios no anda con una mirada sonriente sobre ti, La Ira de Dios está sobre ti, tus pecados tarde o temprano te alcanzaran, tarde o temprano, se te hará justicia por tu maldad, nadie se puede burlar de Dios, “Todos tendrán su merecido”. Tu tiempo se acaba y tu no recapacitas, Dios te manda señales, y te dice vas demasiado rápido, deja a tu amante, deja de drogarte, deja de robar, deja de masturbarte, deja de PECAR!! Pero, no quieres hacer caso y tarde o temprano la muerte te alcanzara. “El alma que pecare, esa morirá;” Ezequiel 18:20a;

Amigo, no puedo engañarte y decirte que Dios está feliz contigo, porque no es así, el te ofrece hoy su gracia, su amor inmerecido, su misericordia, pero confías en ti mismo y rechazas su amor y benevolencia; tu tiempo sigue y sigue, ¿hasta cuándo? Dios es un juez y el va a juzgarte, te guste o no. “Dios es juez justo, Y Dios está airado contra el impío todos los días. Si no se arrepiente, él afilará su espada; Armado tiene ya su arco, y lo ha preparado. Asimismo ha preparado armas de muerte, Y ha labrado saetas ardientes” Salmos 7:11-13

Amigo, no importa lo que te hayan dicho, Dios si quiere salvarte, por amor hizo lo que hizo, pero él también es fuego consumidor y así como ejecuta su amor así ejecuta su ira, y Dios aborrece la impiedad y también a ti por hacerla. Yo se que tú has escuchado una frase bíblica que dice Dios ama al pecador pero aborrece su pecado, pero eso no es lo que la biblia enseña; (Salmos 7:11, Salmos 5:4-6, Salmos 11:5, 1 Pedro 3:12) Dios ha escogido amarte a pesar de que te aborrece, eso es algo curioso, pero en su soberanía él decide hacerlo, pero si tú no te arrepientes ya no habrá más misericordia para ti, sino que el peso de la ira de Dios vendrá sobre ti.

Tu tiempo corre y la biblia dice: “Prepárate para encontrarte con tu Dios” Amos 4:12, si murieras hoy y tuvieras que estar delante del Dios todo poderoso, qué harías, estás listo? ¿Cómo está tu vida? ¿Han sido tus pecados perdonados? ¿Es Cristo tu señor?

Arrepiéntete
Dios te llama hoy al arrepentimiento, vuélvete de tu pecados, cambia tu manera de pensar, vuélvete a Dios, desiste, ponte frenos, vas demasiado rápido, no puedes seguir viviendo como estas viviendo, por favor, reacciona, esto no es un juego, deja la apatía, busca a Dios de verdad. Dios te ofrece misericordia, buscalo ahorita que tienes tiempo; “Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. Deje (abandonar, desistir) el impío su camino (forma de pensar y actuar), y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.” Isaías 55:6-7

“¡Para mí, esas ofrendas no tienen ningún valor! ¡Ya no quiero que las traigan! Y no me ofrezcan incienso porque ya no lo soporto. Tampoco soporto sus fiestas de sábado y luna nueva, ni reuniones de gente malvada. Me resultan tan molestas que ya no las aguanto. “Ustedes oran mucho, y al orar levantan las manos, pero yo no los veo ni los escucho. ¡Han matado a tanta gente que las manos que levantan están manchadas de sangre!
¡Dejen ya de pecar! ¡No quiero ver su maldad! ¡Dejen ya de hacer lo malo y aprendan a hacer lo bueno! Ayuden al maltratado, traten con justicia al huérfano y defiendan a la viuda. “Vengan ya, vamos a ponernos a cuentas, a ver si nos ponemos de acuerdo. Si ustedes me obedecen, yo los perdonaré. Sus pecados los han manchado como con tinta roja (sangre); pero yo los limpiaré. ¡Los dejaré blancos como la nieve! ”Entonces comerán de lo mejor de la tierra; pero si siguen siendo rebeldes, morirán en el campo de batalla. Les juro que así será” Isaías 1:13-20 (TLA)
tu tiempo se acaba y el señor te llama a que te arrepientas, no endurezcas tu corazón.

Transitorio de tu vida
Tu vida en esta tierra es muy corta, tu tiempo sigue avanzando y pronto se detendrá, el reloj hace clic, clic, y pronto todo se abra acabado; “Escúchenme, ustedes, los que dicen: «Hoy o mañana iremos a la ciudad; allí nos quedaremos todo un año, y haremos buenos negocios y ganaremos mucho dinero.» ¿Cómo pueden hablar así, cuando ni siquiera saben lo que les va a suceder mañana? Su vida es como la niebla: aparece por un poco de tiempo, y luego desaparece. Más bien, deberían decir: «Si Dios quiere, viviremos y haremos esto o aquello.» Sin embargo, a ustedes les gusta hablar con orgullo, como si fueran dueños del futuro, y eso es muy malo.” Santiago 4:13-16

Muchos actúan ingenuamente y planean, estudia, salen, etc. y no toman en cuenta a Dios en ninguno de sus planes. Actúan como si nunca fueran a morir y se aferran a esta vida como si esta vida fuera todo.
Hermano, tu vida es muy corta y no sabes cuál será el fin de tus días, no te jactes, no planees tanto, mejor asegura tu alma; “Mi vida va pasando como las sombras en la noche; ¡me estoy marchitando como la hierba!” Salmos 102:11. Tu vida solo dura un lapso de tiempo, muy corto, y no sabes cuándo será el fin de sus días, por eso el salmista le pedía a Dios, “déjame aprender a contar mis días con sabiduría, porque son pocos.”

Hay muchos que creen que tienen muchos años por delante, pero ellos no saben la voluntad de Dios, porque no lo conocen a él, y otros mueren antes de tiempo debido a su cantidad excesivas de pecado, Dios no te permitirá que continúes cometiendo mas inmundicia; el es soberano, pero no abuses de su gracia; “Mas tú, oh Dios, harás descender aquéllos al pozo de perdición. Los hombres sanguinarios y engañadores no llegarán a la mitad de sus días; Pero yo en ti confiaré.” Salmos 55:23; tu tiempo se acaba, no pienses que llegaras muy lejos, tú no eres tu dueño.

Insensatez del hombre
Tu reloj continua avanzando, pero tu propia insensatez, te va llevando poco a poco al infierno, a la condenación eterna, tu vives solo para esta vida, solo para este tiempo, y te aferras a esta vida con todas tus fuerzas, porque talves piensas que no hay más; y le sacas el provecho hasta el máximo, viviendo en la vanidad de esta vida; Salomón, no explica cómo es la vida vacía del hombre sin Cristo
“Entonces decidí ver qué de bueno ofrecen los placeres, ¡pero tampoco a esto le encontré sentido! Y concluí que las diversiones son una locura, y que los placeres no sirven para nada. Hice luego la prueba de beber mucha cerveza y alcohol y de cometer las más grandes tonterías y locuras. Quería ver qué de bueno le encuentra la gente a sus pocos años de vida en este mundo.
Todo lo hice en exceso: construí para mí mansiones, planté mis propios viñedos, tuve grandes terrenos y grandes cultivos y jardines. También mandé construir represas de agua para regar los árboles que allí crecían. Llegué a tener muchos esclavos y esclavas, y también tuve más ganado y ovejas que todos los que reinaron en Jerusalén antes que yo. Llegué a tener enorme cantidades de oro y plata, y me quedé con las riquezas de otros reyes y de otras naciones. Tuve a mi servicio cantantes privados, y gocé de todos los placeres humanos, pues tuve muchas mujeres. Hice todo lo que quise, todo lo que se me ocurrió. A mi ojo no le negué nada que se le antojara; Disfruté de toda la ganancia de mis empresas, pues he trabajado para obtenerlo.
Luego me puse a pensar en todo lo que había hecho, y en todo el trabajo que me había costado hacerlo, y me di cuenta de que nada de esto tenía sentido; todo había sido como querer atrapar el viento. ¡Vana ilusión! ¡En esta vida nadie saca ningún provecho!” Eclesiastés 2:1-2, 4-8, 10-11 (TLA)


La insensatez humana, solo vive para en la tierra, pensando en lo terrenal, como que no existiera ningún juicio, viviendo como si Dios no existiera; “'Ya sé lo que voy a hacer. Derribaré mis graneros y levantaré otros más grandes, para guardar en ellos toda mi cosecha y todo lo que tengo. “Luego me diré: Amigo, tienes muchas cosas guardadas para muchos años; descansa, come, bebe, goza de la vida. ‘Pero Dios le dijo: 'Necio, esta misma noche perderás la vida, y lo que tienes guardado, ¿para quién será?'” Lucas 12:19-20 (véase también Job 20:6-29)

La vida es tan corta y todos daremos cuenta delante de Dios de lo que hicimos mientras estuvimos en el cuerpo. ¿De qué te servirá que tu ganes toda la fama de este mundo?, ¿de qué te servirá ser popular?, ¿de qué te servirá trabajar con tanto afán? ¿De qué te servirá los títulos y reconocimientos? ¿De qué nos servirá todo esto, si al final tú morirás como el resto de los seres humanos e ir al infierno por tus pecados? (véase Mateo 16:26)

Infierno (Lucas 16; Apocalipsis 20:10, 12-15; 14:11)
Dios conoce el tiempo que estarás en la tierra y si tu no te arrepientes, el infierno te está esperando.
Cada segundo 3 almas entran a la eternidad. De las aproximadas 200,000 personas que mueren diariamente la gran mayoría terminan en el infierno. El infierno es un lugar muy real, es posible que hoy tú te rías y digas que quieres irte ahí, pero la verdad es que no entiendes cuan terrible es el infierno; es un lugar horrible, espantoso; si tu rechazas a Cristo, más vale que te prepares, porque este será tu morada eterna (Sin Fin, toda la eternidad)

Imagínate ser empujado por ese agujero obscuro y tenebroso y que la puerta se cierre atrás de ti y JAMAS SE ABRIRA!, nunca, nunca se abrirá. El infierno es un lugar de tinieblas, un dolor inimaginable, de tormentos eternos, y sufrimiento por toda la eternidad, con una sed insaciable; la mente humana no puede ni siquiera concebir tal sufrimiento. Es un lugar doloroso, es torturante, es angustiante; Dios no aliviara tu dolor no importa cuánto grites, no importa cuánto llores; abra gusanos a tu alrededor, gusanos en tu rostro, gusanos en tus partes intimas, gusanos en todo tu cuerpo. No podrás morir porque ya estarás muerto.
Es un lugar de fuego eterno, donde la llama nunca se paga y donde el gusano nunca muere, “Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.” Mateo 25:41b, “al infierno, al fuego que no puede ser apagado, donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga. Marcos 9:43b-44
“Atadle de pies y manos, y echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes” Mateo 22:13
“Y saldrán, y verán los cadáveres de los hombres que se rebelaron contra mí; porque su gusano nunca morirá, ni su fuego se apagará, y serán abominables a todo hombre.” Isaías 66:24

Si haces este experimento a continuación te darás cuenta que los impíos y la mayoría de los cristianos no creen que Dios juzgara el pecado, y que el aborrece la maldad y la juzgará; pregúntale a cualquiera de los antes mencionados, por algún familiar o amigo intimo que hayan tenido y que ya haya muerto; y pregúntale por él, y la mayoría te dirán “Dios lo tenga en su gloria”, “el ya está en el cielo”; nadie de ellos piensan que estos impíos están en el infierno; pregunto yo, ¿será acaso que Dios hace acepción de personas? NO! Todos aquellos que se olvidan de Dios, y que no se arrepienten morirá e irán a la condenación, “Los malos serán trasladados al Seol (Hades, Infierno), Todas las gentes que se olvidan de Dios.” Salmo 9:17

¿Quiénes irán al infierno?
“Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.” Apocalipsis 21:8

Si tu eres un “cristiano” que no das fruto, que no cambias, que solo confiesas pero no vives conforme a la palabra, también el infierno te está esperando, no son los dones, sino los frutos los que importan, obedece la palabra, un genuino cristiano obedece la palabra; “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad” Mateo 7:21-23

Pecador o te vuelves de tus pecados o arderas por tus pecados, si rechazas la salvación solo te queda la condenación y el tormento eterno de tu alma.

Tu tiempo se acaba.
Amigo, tu tiempo está llegando a su límite, la muerte acecha en cualquier momento; no abuses de la misericordia de Dios, el es amor, pero también es Juez; hoy que tu estas con vida es el tiempo para arrepentirte.
Muchos no se arrepienten a pesar de tantos mensajes que te ponen la luz frente a sus ojos, y ellos los que hacen es acumular pecados, por su dureza de corazón; “Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios,” Romanos 2:5
Dureza de corazón = gr. Sklerótes: encallecimiento, obstinación de corazón, entendimiento ó mente.
Callo= donde no hay ramificaciones nerviosas, por lo cual la persona tiene una capa de piel muerta en la cual no siente nada.


Muchos tienen el corazón duro y por eso cuando hayan leído este mensaje incluso se burlaran, y no cambiaran, pero amigo, la palabra te ha sido dada; un día cuando estés delante de Dios, este mensaje testificara en tu contra.

Solo Dios sabe hasta donde él te extenderá su misericordia, el te da las oportunidades que él desea, pero no es en tu tiempo sino en su tiempo. Arrepiéntete hoy! Recibe a Jesús y el cambiara tu vida.
Dios te busca por un tiempo, no es cuando tú quieras, “cuando escuches su voz, no endurezcas tu corazón; “Pues a Moisés dice: Tendré misericordia del que yo tenga misericordia, y me compadeceré del que yo me compadezca. Así que no depende del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia.” Romanos 9:15-16

Hermano, no eres tu quien controla las agujas de tu reloj, Dios lo CONTROLA!! y esas agujas marcan que tu tiempo se está acabando, y muy pronto el Señor así como en los dias de Noé que tuvo misericordia tendra contigo; pero llega un día donde él mismo cierra la puerta y se acaba la misericordia; y así como aquellos afuera del arca, se casaban y se relajaban, y se divertían y gastaban en sus vanidades, y cuando Dios cerró la puerta del arca. Ellos clamaban y decían ahora si creo, ahora estoy listo, ahora creo, PERO YA ERA DEMASIADO TARDE!!

“Yo los llamo, pero ustedes no me responden; les hago señas, pero ustedes no me hacen caso. Rechazan todos mis consejos, y desobedecen mis regaños. ¡Pues yo también me burlaré cuando estén llenos de miedo, y se queden en la ruina! Será como si los arrastrara el viento o les cayera una tormenta. Me llamarán, y no les responderé; me buscarán, y no me encontrarán. Ustedes no quieren aprender ni obedecer a Dios; no siguen mis consejos, ni aceptan mis enseñanzas.
Por eso recibirán su merecido: ¡tendrán problemas de sobra! ¡Sufrirán las consecuencias de sus malas decisiones y de su mala conducta! ¡Acabarán siendo destruidos por su necedad y por su poca atención! Pero los que me hagan caso vivirán tranquilos y en paz, y no tendrán miedo del mal»” Proverbios 1:24-33
(véase también Romanos 1:24-32)

Si tu persistes en tu maldad y tu corazón se endurecerá y Dios te entregara a lo que tú quieres y eso te destruirá! “y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira, a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia mal”. 2da Tesalonicenses 2:10-12

Dios no está jugando. el es misericordioso, y si tú te vuelves de toda tu maldad el te perdonará, pero es hoy que lees esto, es hoy el día de cambio. “si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.” 2da Crónicas 7:14; si hoy te humillas, si hoy le clamas, si hoy te arrepientes y recibes a Cristo como tu señor, si recibes al único camino que puedes tomar, entonces vendrán días nuevos y de cambio para tu vida, y tendrás seguridad en aquel día. “Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio.” Hechos 3:19 (véase Romanos 10:9-10)

Hermano, hasta aquí llega tú tiempo, hoy definitivamente es un día de cambio para ti; te arrepientes y recibes la luz, ó te endureces hasta que el señor te quebrante ó hasta que terminen tus días y vengan por tu alma.
En el amor de Dios te invito hoy a que te arrepientas de tus pecados y recibas al señor. Ya no endurezcas tu corazón, por favor, en el nombre del señor te suplico, reconcíliate con Dios. No rechaces la luz
No te jactes de tus días, porque Dios dira: "TU TIEMPO SE ACABO!!!"

Dios te bendiga


escrito por: Jorge Valle
eldesafiocristiano@hotmail.com


Descargar Mensaje en audio
Tu Tiempo se esta acabando - Jorge Valle




Dios Juzgara al Hombre - Tienes tus dias contados!

Reacciones:

0 comentarios: