lll

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

domingo, agosto 30, 2009

John MacArthur - Cualquier otra cosa es una distracción.

La santificación comienza con el pastor. Su responsabilidad es la de alimentar y proteger a su rebaño. Como pastor, no fui llamado a ser un comediante, un gurú de auto-ayuda, o un terapeuta sexual. Mi trabajo es enseñar la Biblia, de manera completa y precisa. Yo soy el responsable de fomentar y catalizar el crecimiento espiritual del pueblo de Dios. Cualquier otra cosa es una distracción.

Muchos pastores hoy en día descuidan la prioridad que es la santificación para sus congregaciones. En lugar de ayudar al pueblo de Dios a alimentarse en abundancia de las riquezas de Su Palabra, enfocan sus esfuerzos en atraer a los no creyentes. Al envolver sus predicaciones con referencias de cultura pop y rutinas de comedia diseñados a atraer a los incrédulos, le retienen la única fuente verdadera de alimento espiritual a los cristianos que están hambrientos. A menudo, la gente sentada en las bancas de las congregaciones no se dan cuenta de lo que se están perdiendo; están contentos con el entretenimiento que los esta llevando hacia el hambre espiritual.

Es mi oración que ustedes estén en una congregación que hace hincapié en la importancia de la santidad – donde la santificación de cada uno de ustedes esta siendo alentada y estimulada, y dónde están siendo alimentados durante toda la semana sobre las riquezas de la Palabra de Dios. Si estan en una congregación que es así, permítanme instarles que les den las gracias a sus pastores y a los líderes de sus congregaciones por ser fieles a su llamado y en el ejemplo que le dan a su congregación. Háganles saber que están agradecidos por su compromiso con la Palabra de Dios, y que está orando para que el Señor los bendiga y los guarde”. – John MacArthur


Creditos: http://las5solas.wordpress.com/

Reacciones:

0 comentarios: